Dolencias | Diabetes

La diabetes es una enfermedad en la que el cuerpo no produce o usa la insulina adecuadamente. La insulina es una hormona que se necesita para convertir azúcar, almidones y otros alimentos en la energía necesaria para la vida diaria.
Existen dos tipos principales de diabetes, conocidos como tipo I y tipo II.

Diabetes tipo I: La diabetes tipo I se diagnostica a menudo en niños y adolescentes. Sin embargo la diabetes tipo I se puede diagnosticar a personas de todas las edades. La diabetes tipo I no parece estar relacionada con el estilo de vida o la obesidad.

Diabetes tipo II: A pesar de que anteriormente se ha denominado "diabetes del adulto", los niños y adolescentes también pueden desarrollar la diabetes tipo II.

Flecha Derecha

Síntomas

Diabetes tipo I: Los síntomas de la diabetes tipo I pueden variar en gran medida.
Pueden incluir:

  • Aumento de la sed y micción frecuente
  • Pérdida de peso
  • Vómitos
  • Dolor abdominal y fatiga
  • Además, puede que las mujeres con diabetes tipo I dejen de menstruar

Diabetes tipo II: Muchos de los síntomas de la diabetes tipo II pueden parecer inofensivos al principio. De hecho, puede sufrir diabetes tipo II durante años sin saberlo.
Los síntomas pueden incluir:

  • Aumento de la sed y micción frecuente
  • Hambre extrema
  • Fatiga y visión borrosa
  • Se pueden producir otros problemas como infecciones frecuentes que tardan en sanar u hormigueo y entumecimiento en las manos o pies
  • Los hombres con diabetes tipo II pueden experimentar disfunción eréctil
Flecha Derecha

Diagnóstico

Diabetes tipo I: Generalmente se diagnostica diabetes tipo I tras la hospitalización debido a los síntomas provocados por una glucemia extremadamente alta o extremadamente baja.

Diabetes tipo II: Normalmente, el médico le pedirá que evite comer antes de tomar una muestra de sangre. La muestra se enviará a un laboratorio, donde se medirán los niveles de glucemia.

Tratamientos y terapias con Invimedic


Flecha Derecha

Bombas de infusión de insulina

La bomba de insulina es una buena forma de administrar insulina y controlar la glucosa en la sangre gracias a un sensor que posee, lo que significa que sus niveles de glucosa serán más estables. Con la bomba de insulina logrará controlar su diabetes y cuidar su salud las 24 horas del día, los 7 días de la semana, sin preocuparse de las inyecciones. Este pequeño aparato (más pequeño que muchos móviles) introduce pequeñas cantidades de insulina en su cuerpo todo el día otorgándole a usted mayor libertad para:

  • Comer cuando quiera
  • Dormir tranquilamente dentro y fuera de casa
  • Desconectar y reconectar el sistema de infusión siempre que lo desee; por ejemplo, cuando quiere nadar, ducharse o practicar deportes
  • Guardar la bomba en el bolsillo, en un clip para el cinturón, o esconderla bajo la ropa
Flecha Derecha

Beneficios y riesgos

Tanto la terapia como los resultados son específicos de cada paciente. Consulte a su médico para más detalles sobre esta terapia.

Flecha Derecha

Seguro

Esta terapia puede ser cubierta por el seguro social (IESS). En caso de poseer un seguro privado, consulte con su aseguradora sobre la cobertura de dicha terapia.

Flecha Derecha

Preguntas frecuentes


¿Todos los pacientes con diabetes deben usar una bomba de insulina?

No. Sólo su médico puede orientarle y decidir si un dispositivo para el tratamiento de la diabetes es la opción adecuada para usted.

¿Puedo darme un baño o nadar con mi bomba de insulina?

En general, la bomba de insulina debería protegerse del agua. Puede desconectar fácilmente el tubo para bañarse, darse una ducha o nadar durante un máximo de una hora antes de necesitar volver a conectarlo.

¿Debo tener una prescripción para conseguir una bomba de insulina?

Sí. Sólo su médico puede prescribirle una bomba de insulina.

Flecha Derecha

Fuente